Marcial Pons | Libro recomendado de la semana

Esta semana nuestro libro recomendado es El disco celeste de Nebra. La clave de una civilización extinta en el corazón de Europa de los arqueólogos germanos Kai Michel y Harald Meller; en el que desvelan, a partir de un tesoro de bronce y de oro enterrado hace miles de años, la existencia de una civilización en el corazón de Europa desconocida hasta ahora.

Durante toda esta semana (hasta el 12 de octubre) este libro tendrá un cinco por ciento de descuento.

El disco celeste de Nebra
La clave de una civilización extinta en el corazón de EuropaMeller, Harald; Michel, KaiUnos expoliadores de tumbas descubrieron este disco en la cima de la montaña de Mittelberg, en el estado alemán de Sajonia-Anhalt; el arqueólogo Harald Meller consiguió rescatarlo para el dominio público tras una ardua persecución. Desde entonces, coordina la investigación de sus secretos. Junto con Kai Michel, historiador y periodista científico, describe el legendario reino de Nebra, cuyas ramificaciones se extendían desde Stonehenge en Inglaterra hasta Oriente, en una era desbordante de ideas revolucionarias sobre los dioses, el poder y el cosmos. El disco celeste de Nebra nos suministra la clave de un mundo desaparecido al que debemos los fundamentos de nuestra Europa moderna. Es la representación concreta más antigua del cielo. El descubrimiento del enigmático disco de Nebra, en pleno corazón de Europa, ha causado furor. Harald Meller y Kai Michel narran de primera mano la emocionante historia de su rescate y su desciframiento, arrastrando al lector hacia el asombroso mundo de Nebra, que se revela como un capítulo fundacional de nuestro pasado, tan desconocido como fascinante. «Un tesoro de bronce y de oro, enterrado hace miles de años, desvela la existencia de una civilización en el corazón de Europa, desconocida hasta ahora. Ningún autor de novelas podría inventar una trama tan apasionante como la que ofrece este libro sobre el descubrimiento del disco celeste de Nebra». JARED DIAMOND, autor de Armas, gérmenes y acero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.